El sector alemán protesta para pedir un plan de rescate

El sector alemán protesta para pedir un plan de rescate

Las agencias han podido abrir pero siguen las restricciones

El sector turístico alemán hizo visible su protesta hoy contra la paralización de su actividad por la pandemia del COVID-19, con acciones en cerca de un centenar de ciudades para exigir un “programa de rescate” ante las restricciones impuestas a los viajeros. Propietarios y empleados de agencias de viaje plantaron maletas abiertas y sillas vacías ante la sede de la Cancillería de Angela Merkel y otros puntos emblemáticos de Düsseldorf, Colonia, Fráncfort y Múnich, con pancartas reclamando la reactivación del sector. Las protestas se han podido ver en todo el país.

La acción siguió a la prolongación de la recomendación del gobierno de no viajar a ningún país del mundo hasta, por lo menos, el 14 de junio. El sector turístico teme una temporada estival nefasta, después del cierre total vivido en la pasada Semana Santa. Como informó HOSTELTUR en Alemania: abren las agencias y los TTOO se lanzan a vender 2021, desde el pasado 20 de abril ha sido posible abrir las agencias en el país, junto a otros comercios de menos de 800 metros cuadrados. Sin embargo, esta misma semana Thomas Bareiss, comisionado de Turismo del Gobierno alemán, ha dicho que es “más que improbable” que se reanuden los viajes turísticos a España, Grecia o Turquía, según “Es improbable” que los alemanes viajen a España este verano. La primera recomendación contra todo viaje al extranjero que no sea imprescindible fue emitida el 17 de marzo, ante la extensión global del COVID-19. El ministro de Exteriores, Heiko Maas, justificó la prolongación en la situación actual: “Las drásticas restricciones al tráfico aéreo y otras formas de viaje persisten a escala global y el tráfico internacional de viajeros está por los suelos”.

Persisten “las medidas de cuarentena, limitaciones de movimientos a los viajeros y a la actividad pública en muchos países”, añadió el ministro. Maas aludió a la complejidad que supuso la repatriación a Alemania de unos 230.000 ciudadanos que quedaron varados en distintas partes del mundo cuando empezaron a cerrarse fronteras y a suspenderse vuelos ante la extensión de la pandemia.

Desde el Gobierno alemán se ha insistido estos días en que el ciudadano probablemente no podrán hacer el próximo verano sus vacaciones en el extranjero. Se espera que sí pueda hacerse turismo interior, aunque con restricciones y respetando las normas de distanciamiento social e higiene

Alemania es el sexto país del mundo más afectado por la pandemia tras Estados Unidos, España, Italia, Francia y Reino Unido. Hasta este miércoles, el Instituto Robert Koch, competente en la materia en Alemania, ha verificado 157.641 contagios y 6.115 muertos, mientras que la cifra de pacientes recuperados se sitúa en 120.400. El gobierno de Merkel y los líderes regional han aplicado medidas menos restrictivas que en otros países y se ha logrado aplanar la curva de crecimiento de la epidemia. En las últimas semanas empezaron a relajarse algunas medidas, se permite la apertura de comercios pequeños o medianos, pero la hostelería sigue totalmente paralizada. Merkel se reunirá mañana con los líderes de los “länder” para evaluar la situación y adoptar eventualmente nuevas medidas de desescalada. Fuente: El sector alemán protesta para pedir un plan de rescate

International Store Online
Tienda Online afiliada a amazon

 

Categorías

Posts

Sobre el Autor

Deja un comentario