El turismo francés se quedará en casa este verano

El turismo francés se quedará en casa este verano

Informe de la experta Christelle Larché para Visit Benidorm

Los efectos del coronavirus en el sector puede que se sigan sintiendo en 2022

Los secretarios de Estado de Transporte y de Turismo de Francia ya han descartado cualquier posibilidad de ir al extranjero este verano debido a la pandemia de Covid-19; extremo confirmado por su ministro para Europa y de Asuntos Exteriores, Jean-Baptiste Lemoyne: “Efectivamente, nos quedaremos en Francia durante las vacaciones”. De momento a partir del 11 de mayo los franceses podrán volver a circular libremente con el límite de 100 kilómetros y/o las fronteras de su departamento o región para evitar contaminar las zonas con menor incidencia del virus. Pero el Gobierno ya ha avisado que el poder viajar este verano a más de 100 kilómetros dependerá de los propios franceses, dando a entender que la responsabilidad final recae en cada ciudadano. Así lo revela el informe realizado por la experta Christelle Larché sobre el mercado francés para Visit Benidorm.

La recuperación del turismo, como han coincidido en señalar los profesionales del sector y las autoridades públicas, será parcial, gradual y basada principalmente en el consumo interno, y es probable que los efectos de la crisis del coronavirus se sigan sintiendo en 2022. Prueba de ello es que, según Lemoyne, no se espera ver el mismo nivel de visitantes internacionales de 2019 hasta 2022, ya que el pasado fue un año muy bueno a pesar del impacto del movimiento de los “chalecos amarillos” y de las huelgas de diciembre.

Además, el turismo interno también puede verse muy tocado por la barrera de los 100 kilómetros en segmentos como el turismo de montaña, cuyos representantes ya han recordado que su mayor actividad se produce en invierno y que con esa medida se arriesgan a un año catastrófico con caídas de hasta el 60% en su volumen de negocio. Por ello se prevé que las autoridades se reúnan con el sector en los próximos días.

El límite de los 100 kilómetros, en principio vigente del 11 de mayo al 2 de junio, marca el llamado turismo de “ultra proximidad”. Por ello las autoridades estiman el regreso a una presencia local, si bien consideran asimismo a la clientela europea como “clientes domésticos”.

Preparación de la temporada turística

Se prepara la temporada turística con especial atención a la seguridad sanitaria, para que los clientes confíen de nuevo en la reserva de alojamiento. En esta línea, el Gobierno está planteando crear una campaña nacional para animar a los franceses a redescubrir su patrimonio nacional, refiriéndose a los espacios abiertos en los departamentos clasificados como verdes donde el virus no está circulando activamente.

Los mejor clasificados de cara a la recuperación son la vivienda de familiares y amigos, las plataformas de alquiler como Airbnb y el alojamiento turístico con menor densidad o que permite un contacto limitado. Como ha argumentado Laurent Dusollier, director general del Grupo Odalys, “tenemos todas las cartas en la mano: oferta doméstica, clientes que viajan en coche, precios moderados, y, a diferencia de un club de vacaciones, no imponemos comidas en común”. A pesar de ello, estos operadores también están trabajando en la aplicación de medidas sanitarias.

Sin embargo las previsiones de recuperación, en al menos 18 meses, dependen de que haya vacuna, según ha puntualizado el director general del Grupo Voyageurs du Monde, Jean-François Rial. Sensible al factor de la sostenibilidad, también cree que “de tres a cinco años los viajes tendrán que ser más razonables. Viajaremos menos pero durante más tiempo, por lo que el mercado se encogerá”.

Para los turoperadores el retorno de la confianza debe además verse apoyado por la reapertura de muchos destinos internacionales que actualmente están cerrados, las modalidades de esa reapertura y el restablecimiento de la capacidad aérea. El sindicato de operadores turísticos anunció el 29 de abril un nuevo aplazamiento de todas las salidas hasta el 29 de mayo inclusive, aunque no se descarta la ampliación de este plazo.

Recuperación de la confianza

Una encuesta a 80 gerentes de operadores diversos (hoteleros, clubes de vacaciones, operadores turísticos, agencias de viajes, etc.), realizada por Roland Berger entre finales de marzo y principios de abril indica que el retorno de la confianza es la primera condición para la recuperación, si no la condición sine qua non, para el 91% de los encuestados. Esta convicción va acompañada de un imperativo de establecer medidas sanitarias.

De momento, ante la situación “muy preocupante” que vive el sector, Jean-Baptiste Lemoyne ha anunciado que se han liberado “10.000 millones de euros y anulación de cargos para todo un sector”, el turismo, con el fin de “superar este difícil periodo”. El Gobierno también está trabajando en “medidas para reforzar los bonos de vacaciones para los que tienen menor poder adquisitivo, para facilitar los viajes de todos”.

A finales de mayo Lemoyne dará a conocer más detalles sobre “el calendario y las condiciones” de estas vacaciones de verano, así como los requisitos para la reapertura de bares y restaurantes, si bien todo depende de “la batalla durante las próximas tres semanas”. El 14 de mayo el Primer Ministro también anunciará nuevas ayudas para los franceses.

Las ganas de viajar de los franceses

Se han publicado varios estudios sobre las ganas de viajar de los franceses, o la planificación de sus próximas vacaciones.

Así, el sondeo Overseas Leisure revela que el 65% de ellos ya está planeando su próximo viaje a pesar de la pandemia, el 38% para este mismo verano y el 13% para el otoño; una demanda significativa que mantiene la esperanza de que los establecimientos hoteleros y centros turísticos abran sus puertas a tiempo para la próxima temporada alta. El 70% está dispuesto a coger el avión, frente a un 23% más partidario del coche; mientras que el 37% muestra su disposición a hacer reservas a partir de ahora y al 56% le gustaría viajar fuera de Francia, por Europa.

No obstante, la encuesta Ifop para BNP Paribas Real Estate muestra que el 46% no se irá de vacaciones este verano; y para los que tienen previsto viajar, solo el 10% quiere hacerlo fuera de Francia. Los demás se quedarán en su país por miedo al Covid-19 (33%) o para ahorrar dinero (25%).

Fuente: El turismo francés se quedará en casa este verano

International Store Online
Tienda Online afiliada a amazon

Categorías

Posts

Sobre el Autor

Deja un comentario