Monumentos renacidos de sus cenizas que atraen a millones de turistas

Monumentos renacidos de sus cenizas que atraen a millones de turistas

Tras el incendio de Notre Dame, Francia se moviliza para reconstruir la catedral

La catedral de Notre Dame de París era, hasta esta semana, el monumento más visitado del mundo, con cerca de 14 millones de visitas anuales. Apenas transcruridas 24 horas tras el incendio que ha devorado esta joya del gótico francés, ya se han comenzado a movilizar recursos económicos para su reconstrucción. Ello abrirá el eterno debate sobre las obras originales y las copias: ¿Se hará una reproducción fiel? ¿Tendrá el mismo valor arquitectónico? ¿Despertarán los elementos replicados idénticas emociones entre la gente? En cualquier caso, no será el primer monumento que renace de sus cenizas.

De hecho, a lo largo del siglo XX y principios del XXI encontramos múltiples ejemplos de monumentos que han sido reconstruidos total o parcialmente, dependiendo del nivel de destrucción al que se vieron sometidos debido a diversas causas: incendios, bombardeos, o incluso obras de reformas

Por ejemplo, en 1902 se hundió la torre del Campanile de Venecia, en la plaza de San Marco, cuando intentaban construir por dentro un ascensor. Del antiguo edificio, original del siglo XV, sólo quedó una gran pila de escombros.

Arriba, los escombros que quedaron del campanario original de San Marco, en 1902. Abajo podemos ver la reconstrucción actual, que data del año 1912, aunque mucha gente desconoce este hecho.

Los bombardeos sobre ciudades europeas llevados a cabo durante la Segunda Guerra Mundial destruyeron numerosos monumentos y centros históricos por toda Alemania, Polonia, las repúblicas Bálticas…

Al finalizar el conflicto bélico, comenzó una reconstrucción de edificios históricos en varios lugares. Y hoy en día, muchos barrios «antiguos» que atraen millones de visitantes son en gran parte reconstruccionesque se llevaron a cabo después de la Segunda Guerra mundial.

Son ejemplos el Palacio Real y la antigua ciudad de Varsovia, Frankfurt / Main, el Palacio Real de Vilnius en Lituania, la iglesia Frauenkirche de Dresden en Alemania, el monasterio de Montecassino en Italia…

La iglesia Frauenkirche de Dresden antes de la Segunda Guerra Mundial, en ruinas en el año 1945, y tras ser reconstruida (1994-2005).

La ciudad vieja de Varsovia, tras ser destruida en la guerra….

…Y la réplica que se construyó justo después de la II Guerra Mundial.

Schloss de Berlín

A esta lista de monumentos renacidos se añadirá pronto la réplica del Palacio Real o Schloss de Berlín, un majestuoso edificio que fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente completamente demolido en la década de 1950.

Las obras del nuevo Schloss comenzaron en 2013, con un presupuesto de 800 millones de euros. La fachada del nuevo edificio será exactamente igual a la del Palacio Real, aunque por dentro tendrá una estructura diferente y mucho más funcional, ya que alojará el futuro museo Forum Humboldt.

Los detalles del proyecto de reconstrucción del Schloss de Berlín se puen consultar en este enlace.

El Schloss, Palacio Real, de Berlín, en la década de 1930

El nuevo Schloss que se está construyendo en el centro de Berlín. De momento, aquí sólo vemos la estructura de cemento, pero la recubierta será una réplica con el mismo tipo de columnas, marcos, paneles, ventanas, esculturas, estucados, etc, que están siendo diseñadas por artesanos. Para financiar las obras, se ha abierto una campaña de donativos.

Un escultor trabajando en una de las esculturas que se colocarán en el Schloss de Berlín. Foto: Sven Schubert, Dresden-Hellerau/Wilschdorf, The Berliner Schloss Post.

Corea del Sur

Otro caso destacado es la reconstrucción del Palacio Changgyeong,en Corea del Sur. Este complejo estaba formado por 330 edificios y templos, que fueron destruídos en su mayoría durante la ocupación japonesa.

En 1990, el gobierno surcoreano decidió llevar a cabo los trabajos de reconstrucción, para que el complejo histórico recuperara su forma original. Las obras siguen en marcha aún, aunque ya se han reconstruido varias partes, como la principal puerta de acceso.

Entrada al Palacio Real de Corea, en una imagen del año 1910.

La puerta principal de acceso al Palacio Real de Corea, tras la reconstrucción llevada a cabo en 2010.

Más cerca, cabe recordar el incendio del Liceu de Barcelona, en 1994, mientras se llevaban a cabo unos trabajos de soldaduras.

La reconstrucción comenzó al año siguiente: costó 22.000 millones de pesetas y fue financiada por el Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento, la Generalitat y la Diputación. En 1999, el Gran Teatro del Liceu volvió a abrir sus puertas.

Y ahora… Notre Dame

Tras el incendio de la catedral de Notre Dame que comenzó a las siete de la tarde del lunes 15 de abril, los bomberos de París dieron por completamente extinguido el fuego a las 9:50 horas del martes.

A partir de este momento, se llevarán a cabo análisis para determinar el alcance de la destrucción y cómo haya afectado a la estructura principal del edificio. El presidente francés, Emmanuel Macron, prometió su reconstrucción la noche del lunes.

Varias fortunas de Francia ya han anunciado su disposición a donar dinero para colaborar en la reconstrucción de la catedral.

También el Ayuntamiento de París prepara una «conferencia internacional de donantes» que sirva para recaudar fondos destinados a la reconstrucción de Notre Dam.

Tendencia

En cualquier caso, un fenómeno que va a más es la construcción de réplicas de monumentos, palacios, cuevas prehistóricas, barcos míticos… El turismo de la copia puede tener muchas ventajas desde el punto de vista pedagógico, aunque también se puede prestar a una excesiva artificialidad y banalización, según advierten los expertos.

Categorías

Posts

Sobre el Autor

Leave a Comment